Urban Landscape Constructions

Trabajo multidisciplinario en la obra pública. Una visión integral, una misión obligada.

En México y gran parte del mundo, se tiende a tipificar las obras por la especialidad que domina la materia en cuestión, sin recurrir a otras disciplinas que podrían constituir el complemento ideal para el proyecto/obra, carentes de un concepto más visionario donde se tenga como principio básico el desarrollo sustentable. Un ejemplo claro de esto, son las obras de infraestructura vial, que comúnmente se visualizan como algo exclusivo de ingeniería civil.

Ante este problema, es factible lograr una solución creativa e integral, al involucrar la arquitectura del paisaje, una visión arquitectónica, urbana, ambiental y social, que derive en un beneficio mayor a la ciudadanía.

Ya involucradas las disciplinas directamente relacionadas como el urbanismo y la arquitectura del paisaje, es factible que la obra en cuestión cumpla exitosamente con su parte funcional, al tomar las medidas necesarias donde peatón, ciclista, automovilista y transporte público convivan de forma segura y ordenada; así como su parte estética, provocando una integración paisajística y respetuosa con su entorno, resaltando además, los valores sociales y culturales de la población.

Otro actor fundamental en el proceso de obra pública, desde su etapa de planeación, es la actitud proactiva de la sociedad, principalmente quienes se encuentran dentro del radio de influencia de la obra. Es así, como se pueden aplicar esquemas de diseño participativo que resultan enriquecedores al momento de concebir el proyecto y constituyen una obra exitosa, en funcionalidad y aceptación social.

Asimismo, las obras en materia de vialidad pueden y deben tener un alcance mayor al levantamiento de un puente o apertura de un paso; el máximo propósito radica en una solución integral donde se atiendan las necesidades de la ciudadanía, no únicamente en materia de tránsito, sino replanteando el esquema actual de obra pública con la consciencia de que la ciudad es “un hogar público” en el cual los sectores más diversos de la población realizan a diario sus actividades, ya sean comerciales, sociales, culturales, deportivas o de recreación, que al encontrarse en una ciudad ordenada, con una eficiente movilidad y un adecuado paisaje urbano, provocará un cambio positivo, directamente en el comportamiento cguros para el disfrute de los ciudadanosue satisfagan las necesidades de la sociedad actual, al generar espacios agradables y seívico y social.

La cuestión es: ¿Qué pasa cuando se genera una impactante obra vial, donde el único beneficio es contar con tiempos de recorrido y trayectos más cortos en automóvil, pero, no se vislumbra cómo afectará ese enorme volumen de color gris la imagen urbana y la dinámica social donde ya no tenemos la facilidad de atravesar una vialidad de forma segura, ya sea caminando o en bicicleta?

Cada día, los ciudadanos demandan un diseño urbano, que tome en cuenta sus necesidades de movilidad, abasto, trabajo, esparcimiento, educación, salud, etc. Una ciudad de la que se sientan orgullosos de habitar y la vivan tan suya, que procuren mantenerla limpia, ordenada y segura.

Seamos visionarios. Vayamos más allá de la necesidad que se atienda con la obra pública y busquemos el impacto máximo que pueda tener en la población. Adoptemos una sinergia sistémica, donde trabajemos en conjunto, ingenieros, arquitectos, urbanistas y paisajistas, visualizando no solo partes del proyecto, sino el todo, para tener las ciudades que queremos.

Por nuestra parte, en Urban Landscape Constructions (ULC) estamos comprometidos con la visión de brindar soluciones creativas y sustentables, en obras de carácter urbano y arquitectura del paisaje, que satisfacen las necesidades de la sociedad actual y futura, al generar espacios agradables y seguros para el disfrute de los ciudadanos.