Urban Landscape Constructions

LA PLANEACIÓN URBANA COMO BASE DEL DESARROLLO

Por: M. en Arq. Romy Rojas Garrido

Los asentamientos humanos son entes vivos que evolucionan a través de un proceso continuo de desarrollo y cambio. La planeación urbana, cuando forma parte de este proceso, si bien no lo controla totalmente, ejerce una influencia positiva que genera un crecimiento más ordenado y con visión de futuro.

En el pasado, la planeación urbana se entendía como un medio a través del cual las ciudades serían más eficientes, la población mejoraría su calidad de vida, se incrementaría la seguridad y habría un equilibrio adecuado en la dotación de servicios; en suma, un medio a través del cual se favorecería el desarrollo social.

Actualmente, sabemos que al estar inmersos en una economía de mercado, la planeación urbana recibe influencia de actores políticos, desarrolladores, inversionistas y miembros de la población que en su interacción ejercen presión sobre la forma que habrán de tomar los asentamientos. De ahí que los expertos en economía territorial establecen que la planeación urbana y el proceso de desarrollo, tanto en su visión social como económica, deben estar intrínsecamente vinculados. Si se separa una del otro, el potencial de ambos se debilita.

Vemos entonces como la planeación urbana es una actividad que va más allá de proporcionar la mejor solución técnica a ser implementada, ya que tiene además el potencial para alterar la distribución de los recursos. Una buena planificación coordina la localización y distribución espacial de las actividades económicas y facilita la captura de la inversión pública, la cual sirve como detonador en gran medida del bienestar social. De ahí la importancia y compromiso de la misma.

Las ciudades mejor planeadas obedecen a una visión de largo plazo con base en los programas de desarrollo urbano que, a diferencia de lo que sucede en muchos casos, debe ser inmune a los ciclos políticos para poder tener un impacto real. En el caso de México, desafortunadamente contamos con un rezago importante en este sentido porque aun cuando existe un Plan Nacional de Desarrollo del cual emanan los diversos programas de desarrollo urbano tanto estatales como municipales, entre otros, el apego a estos ordenamientos no siempre es una realidad.

 Sistema de planeación urbana en México.

La planeación urbana proporciona una guía para crecer de manera ordenada y responsable, anticipando las necesidades y coordinando esfuerzos para trazar un camino que se construya de manera colectiva porque si bien la planeación está fundamentalmente vinculada a factores económicos, nunca se deben dejar de lado las principales preocupaciones de la sociedad, a saber, habitabilidad, empleo, equidad, educación, movilidad, accesibilidad y seguridad. El diseño de ciudades y planeación de las mismas debe tener como objetivo fundamental el satisfacer estos requerimientos para así garantizar el involucramiento de la sociedad y con ello su prosperidad.

En suma, la planeación urbana es un medio indispensable para lograr un crecimiento cualitativo de las ciudades. Es la encargada de coordinar y establecer los caminos a través de los cuales se dará respuesta a los diversos requerimientos e intereses de la población con una visión de futuro mediante acciones a corto, mediano y largo plazo logrando de esta forma impulsar cambios trascendentales en la ciudad y su entorno.